martes, 14 de noviembre de 2017

GR 14. La senda del Duero.


El Monasterio de la Vid se encuentra en La Vid  (Burgos). Este pueblo fue construido en los años 50 para alojar a los vecinos del antiguo pueblo de Linares del Arroyo (Segovia), inundado para construir el pantano de Linares. El Instituto Nacional de Colonización fue el encargado de construirlo y le dio la denominación de Colonia de Linares de La Vid en recuerdo del pueblo segoviano sumergido.  Es uno de los puntos de la Senda del Duero¡Ven a descubrirlo!

lunes, 13 de noviembre de 2017

Un néctar sostenible

rtve.es/elescarabajoverde. España es el primer país del mundo en extensión de viñedos, más de un millón de hectáreas. El tránsito del vino ecológico a un vino eco-sostenible es una necesidad. Un peligro para la vid es el cambio climático, cada vez más habitual la vendimia nocturna. 

viernes, 10 de noviembre de 2017

Ribera del Duero califica de “excepcional” la cosecha 2017

Raíz de Guzmán.- El Norte.- La cosecha 2017 en la Ribera del Duero ha sido excepcional, según asegura el Consejo Regulador. El organismo explica que los 55 millones de kilos de uva que se han recogido entre el 8 de septiembre y el 20 de octubre en la zona son de una altísima calidad. Destaca, también, la sanidad “inmaculada” de la cosecha.
Un 98% de la fruta que se ha recogido es tempranillo, la uva autóctona de la zona. Los expertos aseguran que la gran materia que se ha recolectado prima hará que los vinos Ribera del Duero de esta cosecha sean también de una calidad muy destacable.
El Consejo Regulador resalta la climatología que ha marcado esta cosecha. Los viñedos sufrieron el fuerte golpe de las heladas de abril. Además, se enfrentaron a una sequía inédita en la zona. Los viticultores consiguieron sortear esos obstáculos con un trabajo muy duro.
De este modo, se adquirió una uva equilibrada y con “un tanino de alta calidad”, según Agustín Alonso. El director técnico del Consejo Regulador explica que los niveles de pH de los frutos son “los habituales”.
La vendimia 2017 en números
  • 8.224 viticultores.
  • 315 bodegas.
  • 22.530 hectáreas.
  • 55 millones de kilos de uva.

jueves, 9 de noviembre de 2017

La Vid: arte histórico en la Ribera


Fundación Caja Rural Burgos.


El monasterio de La Vid

A tan solo siete kilómetros de Peñaranda de Duero está La Vid, con su monasterio, que se me antoja de ineludible visita seas o no «de esa cofradía». La abadía original tiene como fecha fundacional el año 1152, aunque apenas quedan elementos arquitectónicos de esa primera construcción.
Al exterior, el monasterio llama la atención por su magnífica espadaña, su sólido volumen y los jardines que lo rodean; y en el interior, la capilla mayor (costeada por el cardenal Íñigo López de Mendoza y su hermano, el ya citado don Francisco de Zúñiga y Avellaneda) es un joyero renacentista de exquisita decoración que sirve de contenedor a una de las imágenes más bellas de la Virgen que haya visto jamás. La «tapa» es una cúpula en forma de concha, en la que los angelotes recogen un velo tras el cual un rey quiso un día esconderla, para que su beldad no distrajera a los presentes durante su rezo. Pero vano intento este del monarca, porque el velo original se rasgó sin motivo aparente y el rostro de la Virgen volvió a quedar al descubierto, para maravilla y contemplación de las generaciones futuras.
En la actualidad, el monasterio (erigido en un lugar de recreo del rey Alfonso VII que destacaba «por las frondosas y abundantes vides que aquí se cultivaban») sigue siendo casa de espiritualidad, aunque también está abierto al turismo como hospedería (mixta) y albergue. Y es que no es de extrañar, que en un mundo tan ruidoso y tan desconectado de sí mismo como el actual, en el que el hombre se ha desprendido voluntariamente de todo aquello que le servía de soporte, cada vez más personas busquen (o busquemos) la paz interior y el sosiego vital en espacios de silencio y naturaleza como los que ofrece La Vid.

Mas turismo en La Vid

Pero si, como os decía, no profesáis en esta cofradía, siempre podéis acercaros a esta población para visitar su famosa bodega. Otra opción es iniciar desde aquí el GR 14 que tras 19 km de caminata o de paseo en bicicleta os llevará hasta Aranda de Duero. En cualquier caso, y con esta nueva cita termino, «cuando el camino que se debe tomar es claro y seguro y la disposición de ánimo serena, lo bueno [para uno] se elige sin vacilaciones».

martes, 7 de noviembre de 2017

Territorio vaquero de Dios en la Ribera del Duero Burgalesa

ABC.- Una joven de 22 años es la última incorporación a Iesu Communio, la congregación religiosa más joven y numerosa de España. 

Poco podían imaginar aquellos frailes franciscanos, primeros moradores del monasterio de San Pedro Regalado, en la localidad burgalesa de La Aguilera, que, tras muchas vicisitudes sufridas a través de estos siglos, aquel convento vería resurgir en el siglo XXI la vida contemplativa en una nueva comunidad de hermanas. Ellas forman el Instituto religioso de derecho pontificio denominado «Iesu Communio», aprobado por el Papa Benedicto XVI en diciembre de 2010. 

Y es que arrancaba el nuevo siglo cuando las Clarisas de la localidad burgalesa de Lerma crecían hasta llegar al centenar, lo que hizo necesario buscar una nueva ubicación, que encontraron gracias a la cesión del monasterio realizada por los Franciscanos. La Aguilera, en plena Ribera del Duero, un muro de piedra limita el perímetro del convento. Sin embargo, la puerta de entrada a sus instalaciones, que no tiene la impronta propia de una comunidad de vida contemplativa, da acceso a un amplio recinto sobre el que se levantan varias edificaciones: la capilla, el locutorio, el edificio con las habitaciones...

En un espléndido domingo de octubre, medio centenar de personas se ha desplazado hasta La Aguilera para compartir una de las celebraciones de la «casa», como las hermanas acostumbran a decir. Las 210 monjas que la integran van a recibir a una nueva novicia, un acontecimiento que no es nuevo para ellas, como ocurre en la mayoría de las congregaciones, en las que la falta de vocaciones las aboca a un cierre inevitable. Pero no, en Iesu Communio la situación es bien distinta. Desde su creación no han hecho más que crecer, hasta el punto de que ya está en marcha su primera fundación con la apertura en Godella (Valencia) de una sede fuera de Burgos, en un convento abandonado por las Hermanas Salesas. De momento, se están adecuando las instalaciones para que entren 50 hermanas.

Hasta que ese día llegue, La Aguilera sigue acogiendo novicias, alrededor de doce al año, en su mayoría jóvenes que no superan los 30 años. Es el caso de Claudia, una valenciana que, con sus 22 primaveras, ha decidido formar parte de Iesu Communnio. Para ello, el locutorio acoge un sencillo acto, espontáneo y casi improvisado, con el que se da la bienvenida a la postulante. Tampoco se trata de un locutorio al uso, con torno o barrotes, sino de una especie de pequeño salón de actos redondo en cuyo escenario están los dos centenares de hermanas, sentadas en bancos dispuestos escalonadamente; enfrente, en la misma posición, el medio centenar de personas que acompaña a Claudia, que ya está sentada junto a sus compañeras y a la docena de novicias—naturales de Valencia, Madrid, País Vasco, Andalucía, Italia...— fácilmente reconocibles porque no llevan el pañuelo azul.  

Una Eucaristía en la capilla aporta la solemnidad al acto de entrada de la novicia. La Cruz preside el altar. A la derecha, una de las imágenes más veneradas, la de la Virgen, a la que llaman «la bella pastora», con las manos sobre su pecho y esperando para recibir a los hijos que se apoyan sobre su regazo, como así lo hacen Claudia y tres hermanas que la acompañan. Cuando vuelve al locutorio, la nueva novicia llega ya ataviada con su hábito vaquero y su cíngulo blanco. Es la Aguilera, el territorio vaquero de Dios.

Más info: La alegría de ser de Cristo.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Semana Europea del Enoturismo 2017


Entrevista sobre el patrimonio natural de la Ruta del Vino Ribera del Duero a Sara García, gerente de la Ruta.

En el marco del Día Europeo del Enoturismo la Ruta del Vino Ribera del Duero invita a los ribereños a conocer los tesoros naturales que forman parte de esta comarca vitivinícola.